RECOMENDACIONES

En Domicilio

  • Las instalaciones eléctricas en inmuebles, sean estos nuevos, remodelaciones o existentes siempre deben ser ejecutadas por electricistas matriculados. Conocé la nómina de electricistas habilitados por el Ente Provincial Regulador de la Energía acá.
  • Instalá en tu casa los dispositivos de protección y maniobra recomendados por la Asociación Electrotécnica Argentina (AEA), tales como: interruptor diferencial, llave térmica, fusibles, protectores contra variaciones de tensión, etc.
  • El corte automático puede evitar accidentes irremediables.
  • Además, recordá que si los tapones saltan es porque hay algún problema en la instalación. No los refuerces. Pueden provocar un incendio.
  • Colocá protectores plásticos en todos los enchufes que no utilizas.
  • No realices ni permitas que sus vecinos se conecten ilegalmente a la red eléctrica. El hurto de energía, además de estar penado por la ley, es la mayor causa de accidentes eléctricos, motivados por fugas de electricidad o por contacto directo con polos vivos, pudiendo además afectar la instalación de tu vivienda.
  • Evitá el uso de alargues o prolongaciones de cables, ya que constituyen un factor de riesgo.
  • Es conveniente separar los circuitos por funciones. Por ejemplo: bocas de iluminación, tomacorrientes y líneas exclusivas para artefactos de alto consumo, termotanque eléctrico, aire acondicionado, etc.
  • Las heladeras, lavarropas y similares electrodomésticos, deben estar siempre conectados a tierra adecuadamente. Protegé su instalación colocando un cable de protección a tierra y enchufes de tres patas. No utilices adaptadores que eliminan la función del conductor de seguridad.
  • Nunca toques los aparatos eléctricos cuando tengas los pies descalzos.
  • No tires del cable para desconectar un aparato. Hacelo tomando con cuidado la ficha de conexión.
  • Secá bien tus manos antes de enchufar cualquier aparato o encender una luz.
  • Nunca dejes cables pelados.
  • Enseñá a tus hijos a respetar todo lo que tiene que ver con la electricidad.
  • Evitá el uso de triples: la sobrecarga suele deteriorar sus componentes internos y generar serios accidentes.
  • Antes de realizar cualquier reparación (hasta el simple cambio de una lámpara), cortá la electricidad. Utilizá herramientas adecuadamente aisladas.
  • Comprá los componentes de tu instalación en casas especializadas. Adquirí elementos fabricados de acuerdo a las normas IRAM o a normas internacionales. Recordá que los productos eléctricos más baratos no siempre son los más seguros.

 

¿QUÉ HAGO SI MI CASA SE ENCUENTRA INUNDADA?

Si estás en un inmueble que se encuentra inundado:

  • Desconectá, si es posible, el interruptor del tablero principal del inmueble.
  • Evitá que las personas circulen dentro del inmueble si no se cumplió el primer paso.
  • Utilizá botas de goma o calzado de suela aislante.
  • En caso de necesites ingresar al domicilio, desconectá el interruptor del tablero principal, siempre que el nivel de agua lo permita.
  • Al proceder a la desconexión, evitá al máximo el contacto con el agua y si es posible parate sobre materiales aislantes. (Ej.: silla plástica o de madera).
  • Si el agua alcanzó en algún momento el tablero principal, o hay agua en el inmueble y aún no ha sido posible la desconexión, solicitá a ENERSA que verifique la ausencia de tensión.

 

En caso de que el agua se haya retirado:

  • Nadie debe tocar artefacto alguno ni el entorno de bocas de tomacorrientes o interruptores, hasta tanto se efectúe la desconexión y se proceda a verificar si el nivel de aislación es suficiente y efectuar los reemplazos que se consideren necesarios.
  • Antes de volver a dar tensión desde el tablero principal, desconectá todos los artefactos y aparatos eléctricos del hogar.
  • Hacé revisar los aparatos que hayan sido alcanzados por el agua por un técnico matriculado y mantenelos desconectados hasta que se haya verificado su correcto funcionamiento y nivel de aislación.
  • Tomá los recaudos necesarios. No arriesgues tu vida ni tus bienes personales.

En Vía Pública

  • Evite que los niños se trepen a los postes y riendas que sostienen la red eléctrica. Si remontan un barrilete, asegúrese de que lo hagan en un espacio abierto, bien lejos de las líneas de electricidad.
  • Respete los vallados y los carteles preventivos dispuestos por reparaciones y obras en la vía pública.
  • No acerque escaleras a postes que sostienen la red eléctrica. Observe si las ramas de los árboles crecen entre los cables de la calle y, si esto ocurre, avise a su municipio para que las poden.
    Durante y después de una tormenta, manténgase alejado de cables caídos y postes quebrados.
    Evite circular por zonas anegadas.
    No toque ni remueva cables sueltos.

Para cualquier tipo de consulta, o si deseas denunciar una situación de peligro, no dudes en comunicarte con nuestro Servicio de Atención Telefónica Integral (S.A.T.I.): 0-800-777-0080, servicio gratuito que funciona las 24 horas, los 365 días del año.